Dinero es dinero, aprende algo dinero

Si ya sé, que onda el titulo. Si no entendieron la referencia, acá el video.

Hoy queremos hablar del dinero, y de la relación que como emprendedores tenemos con él. Odiado pero necesitado, el dinero es la piedra angular de todo negocio, sea en forma de capital, de inversión, de utilidad o de deuda.

Entonces, que podemos decir del dinero?, cual es el enfoque desde el emprendimiento? es el dinero un fin en sí mismo o una herramienta para conseguir algo más. Acá vamos a intentar desentramar la relación de amor y odio que tenemos con el cochino (?) dinero.

Emprendemos por las lucas.

El 44% de emprendimientos son por necesidad.

El mostrador

Corta.

Aprende a lidiar con el dinero

Nos toca ver dia a dia emprendedores que tienen una relación complicada con el dinero. Cuando le preguntas por el precio de su producto, no son capaces de responder y si lo hacen, lo hacen como pidiendo perdón por exigir una remuneración a su trabajo.

Esto está dado, porque, desde etapas muy tempranas, no se nos enseña a lidiar con el dinero. Temas claves como llevar el presupuesto de un hogar, calcular un salario o tasas de interés, son temáticas ausentes de las salas de clases.

Nos enfrentamos entonces, tardiamente, al dinero y a su capacidad de comprar (y claro endeudarnos) y aprendemos sólo cuando es demasiado tarde, las consecuencias que tiene el no saber.

En Chile no “falta plata” para emprender

Es una excusa que escuchamos recurrentemente “Tengo una buena idea, pero me faltan las lucas para ejecutarla”, respecto a esta afirmación, hay varios escenarios posibles:

  • No es tan buena idea.
  • No sabes venderla.
  • No has hecho nada para avanzar en el camino a concretarla.
  • No has postulado a ningún fondo, ni buscado inversionistas de ningún tipo.
  • No has vendido.

Profundizando un poco Chile es de los países con más fondos concursables que apoyan el emprendimiento ver aqui.

El flujo circular de la renta

Este es el ejemplo que más me gusta oir de Ignacio mi socio, por lo didáctico que es, y que a pesar de lo sencillo, es muy didáctico a la hora de entender conceptos claves.

Llega un inversionista a un hotel de pueblo, habla con el gerente y le dice:

“Hola, quiero invertir en tu hotel, te doy estos $500 dólares para que me dejes revisar tus instalaciones, y al terminar si decido invertir los conservas y si no me los llevo”.

Para el dueño del hotel parece una buena chance así que acepta. Mientras el posible inversionista empieza a recorrer el hotel, el gerente corre rápidamente donde el carnicero y le paga $500 dólares, le dice: “Jorge, te pago lo que te debía en carne para el hotel”. El carnicero, acto seguido, se dirige a la lavandería y le dice al dueño: “Carlos, te pago los $500 que te debía por los lavados de delantales”. Carlos, de la lavandería, se dirige donde Juanita, quien producía eventos, y le dice: “Juanita, te vengo a pagar los $500 que te debía por el casamiento de mi hija”. Juanita entonces, corre con los $500 dólares al hotel y le dice al gerente: “Vengo a cancelar los $500 que te debia por los ultimos eventos que he organizado en tu hotel”.

El inversionista, luego de revisar las instalaciones, y no muy convencido, le pide al gerente del hotel sus $500 doláres de vuelta. El gerente accede de buena gana y el inversionista se marcha del pueblo. ¿Cuánto fue el total en deudas que se pagaron? $2000 doláres. Que aprendimos de este ejemplo? Lo importante no es sólo inyectar dinero al sistema, que también (aunque genera inflación), sino que éste se mueva, es decir, cambie de manos

Posted on:

Categorías